Han llegado al mercado las nuevas Nike Aire Zoom Vomero 12, y en La Ley de Murph hemos conseguido probarlas durante 1 semana. En este post haremos un análisis sobre la zapatilla y nuestras conclusiones tras utilizarlas.

Para los que aún no conozcáis este modelo de Nike, las primeras Vomero comenzaron en 2006 y han ido evolucionando tanto los materiales como las formas de la misma hasta convertirse en lo que son hoy en día, una de las zapatillas premium más legendarias de la firma norteamericana. Son zapatillas de gama alta que están diseñadas para los atletas con una pisada neutra y pensadas para realizar largas carreras o entrenamientos diarios.

Upper (parte superior)

En esta Nike Air Vomero 12 podemos ver una evolución clara en su sistema de sujeción, reduciendo el número de cables más anchos a 4, cuyo fin es adaptarse alrededor del pie cuando se aprietan los cordones. Este método sirve para que en todo momento la zapatilla se adapte al pie ya sea en parado, en el aire (estirado) o en fase de pisada (flexionado).

En las Nike Zoom Air Vomero 12 se mantiene la novedad que incluyeron en las Vomero 11 con respecto a la lengüeta y talón, podemos ver como ambas zonas presentan inserciones de espuma reduciendo así la presión de los cordones sobre el pie y facilitando que la zapatilla se mantenga abrazada al tobillo.

El material utilizado en el upper de las Vomero 12 es una malla FlyMesh sin costuras de 3 capas, lo que facilita la transpirabilidad de la zapatilla por la zona superior, con el objetivo de mantener los pies frescos, y una adaptación más dinámica al pie. En la zona de los dedos no se observa ningún fuerzo especial.

 

Mediasuela

Mientras que en las Vomero 11 estaba compuesta únicamente por Lunarlon, y en las Vomero 10 por Cushlon, en estas Nike Air Zoom Vomero 12 Nike ha apostado por una mediasuela de doble densidad compuesta de Lunarlon para las zonas más blandas centrales y de Cushlon a su alrededor para dar firmeza, dando como resultado un alto y suave control del impacto que se produce al correr.

En esta zapatilla podemos ver como la plantilla de la mediasuela es más gruesa, generando así una sensación de suavidad y proporcionando una transición gradual. En anteriores versiones que hacían que fuese la zona del talón más firme que el resto, y aunque en estas Vomero 12 si se nota esa firmeza en el talón es más blanda que en sus antecesoras. De esta manera, se consigue un mayor grado confort y proporciona un gran retorno energético. Nike ha intentado así que la transición desde la entrada hasta el despegue sea aún más suave.


Los sistemas de amortiguación son comunes en las zapatillas de gama alta, pero al igual que su antecesora, las Vomero 12 cuentan con 2 cámaras de aire: en el talón y en el metatarso. En esta versión la cámara del talón si es visible mientras que la de la zona del antepié se mantiene insertada en la mediasuela y no es visible. La cámara de aire es MR10, la más habitual utilizada en zapatillas de running Nike de gama alta, que también podremos encontrar en otros modelos como Pegasus o Structure.

En esta ocasión, a nivel de drop (la diferencia de altura del talón con respecto al metatarso) es algo menor que en su antecesora. En las Nike Air Zoom Vomero 12 tenemos 10mm frente a los 12mm de las anteriores ediciones.

Suela

En la suela podemos observar cómo el dibujo ha cambiado con respecto a versiones anteriores. En esta ocasión nos encontramos con una suela que ofrece una pisada más suave y amortiguada pensada para largas distancias a una velocidad más rápida. En la búsqueda de una buena flexibilidad han incluido surcos transversales en la parte delantera creando así una pisada más elástica.

La mayor actualización en la suela la observamos en la parte central de la suela. En las Nike Air Zoom Vomero 12 mostrando un dibujo de la zona interior modificado para dotar de una tracción más ligera y una amortiguación extra.

En la zona del talón, destaca el uso de goma más duradera, conocida como BRS 1000, destacado de otro color en el talón, buscando así alargar la vida útil de la zapatilla gracias a su gran durabilidad.

Conclusiones

Después de haber utilizado las Nike Aire Zoom Vomero 12 durante 7 días esta es nuestra conclusión:

Las nuevas Nike Air Zoom Vomero 12 es una evolución constante: son más cómodas, flexibles y ofrecen mayor capacidad de amortiguación que sus antecesoras gracias las 2 cámaras de aire que dotan de mejor reactividad adecuada a cada zona. La zona del tobillo, se ajusta como un calcetín a nuestro pie y ofrece una sujeción amortiguada en el tobillo.

La suela exterior de espuma ligera proporciona duración, así como una elevada recuperación de la energía y una tracción óptima. El peso es más que correcto, en nuestro caso probamos una talla 44 de hombre, las cuales tienen un peso de 335 gramos.

Son perfectas para corredores neutros que quieran unas zapatillas destinadas a entrenamientos diarios de 10-15 kilómetros, sorprendiendo gratamente el resultado de su amortiguación y comodidad, notándose sobretodo a partir de los primeros 7 kilómetros en adelante y alcanzando ritmos altos de carrera,