En La Ley de Murph hemos probado las zapatillas Nike Air Zoom Structure 20, uno de los modelos más tradicionales de la marca norteamericana que cumple ya su vigésima versión para adecuarla a los nuevos tiempos. Si miramos la historia de las Structure, hay que mencionar que se fabricó por primera vez hace más de 25 años y que gracias a él, Nike pudo comenzar su andadura en su sección de running y mantenerlo a flote hasta que se ha ido popularizando como en la actualidad.

Upper (parte superior)

En este aspecto, no ha habido ninguna gran evolución con respecto a las versiones anteriores de este modelo. Como viene siendo habitual en Nike, las Structure 20 utiliza una malla triple de FlyMesh en la bota para sujetar el pie dotando de un tejido muy transpirable que adecua su densidad según la zona del pie y su necesidad de soporte: en el empeine se utiliza una densidad menor con una mayor apertura para mejorar la ventilación mientras que en el talón y los laterales de la zapatilla se cuenta con una densidad mayor que recoge correctamente el movimiento del pie.

La malla no cuentan con ningún elemento que le dote de una estructura robusta o un esqueleto que guíe la forma de la bota, lo que facilita que se la zapatilla se adecúe perfectamente a la forma del pie de cada uno. De esta manera, Nike ha querido reforzar este ajuste con un Dynamic Flyware en la parte superior de los cordones para que se ciña correctamente al tobillo y al correr no se mueva el pie dentro de la zapatilla, realizando la principal función de unas zapatillas pronadoras como éstas, la corrección de la pisada.

En el talón vemos que posee un tejido más acolchado para facilitar su correcta sujeción y en la lengüeta (un poco más alta de lo normal para que sujete mejor el collar de la zapatilla al tobillo) para que los cordones no aprieten en el empeine y no movimiento del pie dentro de la zapatilla, aunque este grosor es algo más delgado que en otras zapatillas de la misma marca, notándose la tensión de los cordones en el empeine.

Mediasuela

En las Nike Aire Zoom Structure 20 podemos ver una mediasuela diferenciada claramente por 2 elementos: Phylon y Cushlon ST. El primero de ellos lo podemos ver en color blanco en la cara exterior de la zapatilla, dejando ver unos surcos longitudinales que le dota de una mayor amortiguación y evita que el pie se hunda al aterrizar generando así de un tacto agradable de pisada. En la cara interior de la zapatilla podemos ver como el Cushlon es de color azul y verde, esta zona ofrece una mayor rigidez siendo característica por su respuesta de estabilidad y su durabilidad. La cuña formada por el Dynamic Support tiene un drop de 10mm (ideal para talonadores) tiene una función concreta: corregir la pisada pronadora.

En la mediasuela, Nike ha insertado una cámara Zoom Air en la zona del metatarso, aunque no es en el modelo que más se va a notar este suplemento de amortiguación, si que mejora la respuesta de la zapatilla y el antepié sufre menos estrés en los entrenamientos.

Suela

La suela de las Nike Air Zoom Structure 20 utiliza los famosos tacos pentagonales (que ya popularizó New Balance) cuya función principal es obtener una gran respuesta en cualquier tipo de terreno, siendo el mejor tipo de suela cuando en los entrenamientos hacemos un recorrido mixto de asfalto y tierra. Estos múltiples tacos Nike los ha llevado a casi toda la suela pero con una característica destacada, y es que la distancia entre estos tacos varía en función de que en zona nos encontremos: en la zona delantera interior la distancia entre ellos es mayor para conseguir una mejor flexibilidad a la hora de aterrizar y despegar, mientras que en la zona media y talón interior de la suela los pentágonos se encuentran prácticamente pegados mejorando la amortiguación en estas zonas más rígidas.

También nos encontramos 2 zonas más a destacar: un surco de guiado (en color azul con el logo de la marca) y la zona externa (de color negro). El surco tiene como finalidad separar las 2 principales partes de la suela (los tacos pentagonales del caucho exterior negro) mejorando la repartición de la presión que sufre la zapatilla el aterrizar. Por último, la zona exterior nos encontramos con el tradicional caucho BRS 1000 que utiliza Nike para conseguir una mayor durabilidad ya que es la zona de mayor desgaste.

Dada la dureza de los materiales que utiliza este modelo, la convierte en una zapatilla preparada para soportar la abrasión y el desgaste continuado. Aunque este hecho se traduce en que la flexibilidad de la suela es más limitada que en otros modelos de la marca.

Conclusiones

Después de haber probado las Nike Air Zoom Structure 20 durante una semana esta es nuestra conclusión:

Debido a su triple capa de FlyMesh son una zapatillas muy ligeras que se adaptan muy bien, sobretodo en las zonas más importantes para un pronador (como la zona del tobillo gracias a las gomas Flyware) y haciendo que el pie no se mueva en ningún momento dentro de la zapatilla, mejorando así su corrección de pisada.

Gracias a la durabilidad de su suela, son perfectas para corredores pronadores que realizan largos entrenamientos por terrenos mixtos (tierra y asfalto) ya que gracias a los tacos pentagonales la zapatilla se adapta perfectamente, aunque en asfalto mojado no agarre tan bien.

Las Nike Air Zoom Structure 20 han conseguido convertirse en una zapatillas ideales para pronadores talonadores  <80kgs gracias a su buena combinación de materiales en la mediasuela y suela que facilitan una correcta amortiguación mientras que corrigen la pisada.

 

La Ley de Murph